Emociones parásitas: tristeza y enojo

Este artículo trata sobre las emociones parásitas. Miguel Ángel Paredes las describe a la perfección: “Podemos tener emociones con las que convivimos que, aunque no son realmente nuestras y no responden a las circunstancias que vivimos en ese momento, nos acompañan como si nos pertenecieran y se expresan de una manera ilógica y desproporcionada. Cuando tienes emociones parásitas, es como que llevaras los zapatos de otra persona, te producen rozaduras y te hacen caminar con dificultad. En realidad a tus pies no les pasa nada, lo único que ocurre es que esos no son tus zapatos.”
emociones

Si te cuesta poner límites en tus relaciones con otras personas y te sientes continuamente “utilizada”, “abandonada”, “dando más de lo que recibes”, “traicionada”, etc, quizás te convenga revisar dos emociones: la tristeza y la rabia.

A menudo las personas que tienen dificultad para poner límites tienen confundidas estas dos emociones. ¿Por qué? Porque han aprendido en sus entornos familiares y sociales a utilizarlas en los contextos equivocados.

Las emociones adecuadas en el momento adecuado

La tristeza es una emoción adecuada cuando estás viviendo la pérdida de algo preciado para ti: una relación, un empleo, un plan que tenías, una idea sobre ti misma, etc. En cambio, si tu intimidad y las cosas que a ti te importan y necesitas están siendo amenazadas por otra persona o por una situación lo adecuado en ese contexto es sentir rabia.

¿Entonces sentir rabia no es “malo”? No, porque la rabia es la emoción que te permite decir: “Ya basta”, “No”, “No me gusta que me trates así”, “No quiero verte”, etc.

La rabia es la que te permite poner límites y defender lo que consideras que son tus querencias, tus necesidades, tus derechos, tu territorio. La educación de género nos ha prohibido a las mujeres sentir la rabia y aprendimos a transformar la rabia en la tristeza.

Cuando una emoción que no te permite reparar el daño o cubrir tu necesidad insatisfecha surge en el lugar de la emoción adecuada que sí te permitiría hacerlo eso se conoce como “emociones parásitas”.

Las emociones desde una perspectiva de género

La tristeza de las mujeres es socialmente más aceptada que la rabia. “Las niñas no se enojan ni deben enojarse.” Por eso es común que cuando deberíamos enojarnos y ejercer nuestra autonomía y derechos nos deprimimos, desilusionamos y nos abatimos (tristeza).

Es un timo haber aprendido esto así, porque si seguimos usando la tristeza en el contexto en el que se necesita la rabia jamás podremos satisfacer nuestras necesidades más básicas como el respeto a nuestro espacio personal. Tienes el derecho de tener derechos.

Reflexiona sobre tus emociones y en qué contextos surgen y si son las adecuadas para cubrir tu necesidad en ese momento y en cada situación concreta. Es un buen ejercicio para desaprender los condicionamientos sociales que nos mantienen a las mujeres sumidas en la tristeza.

¿Y si me vuelvo una persona que está rabiosa todo el tiempo?

Al principio quizás te enojes más de la cuenta, no te preocupes, es un proceso esto de aprender y con el tiempo podrás expresar la cólera justa en el momento justo. Hala, a reflexionar y experimentar más. ¡Y si te hace falta sube a la azotea y grita o dentro de tu coche, grita, di tacos y cágate en tó! 😉

Quizás te interese leer: Aceptación en la salud y en la enfermedad

Nadir ChacínNadir Chacín

Fundadora de mindfulnessparamujeres.com, Antropóloga con Maestría y estudios de Doctorado en Antropología y con Especialización de Postgrado en Género, Diversidad Familiar y Tecnologías (Universidad de Barcelona, 2017), Profesora certificada de Mindfulness Respira Vida Breathworks, Maestra (Shihan) en Gendai Reiki Ho, Escritora y Conferencista motivacional, Practicante budista dentro del Movimiento Triratna desde 2012, Bloguera en temas de crecimiento personal desde 2007, Organizadora de los meetups Barcelona Mindfulness para Mujeres Meetup, La red de lavanderas y Practicando Mindfulness en Barcelona, Autora del libro “Senderos de paz. Deja de sobrevivir y dirige tus pasos hacia el amor y la felicidad” sobre Budismo Zen y Física Cuántica publicado por Santillana México. Más información · Spreaker (Podcast) · Foto: Anaís Gandiaga.


Actividades y eventos

Si quieres compartir con otras mujeres, meditar y cultivar mindfulness te sugiero sumarte a los próximos eventos en Barcelona. ¡No necesitas experiencia previa! Sólo ganas de compartir y de aprender y de enseñar lo que ya sabes.

  • Mindfulness en el Parque, sábado 2 de junio, de 10 a 11 horas, precio 5€, en Parque de la Ciudadela. Es al aire libre.
  • Grupo de práctica Mindfulness y Meditación, lunes 4 de junio, de 19 a 20 horas, en Mailuna (Valldonzella 48, metro Plaza Cataluña o Universitat), precios 3€ clase de prueba, 20€ bono de 4 clases (vence en dos meses) y 8 € clase suelta. Es en una sala confortable.
  • Échale un ojo a nuestro nuevo proyecto-meetup La Red de Lavanderas, es un taller permanente de escucha y habla consciente (con mindfulness). Nos reunimos el último sábado de cada mes en Parque de la Ciudadela. En el próximo evento hablaremos sobre la sexualidad y es el sábado 30 de junio de 12 a 15 horas. Trae tu bocata, porque es conversatorio-picnic. Es al aire libre.
  • Si lo tuyo es aprender de forma individual y a tu ritmo mira esto: Acompañamiento individual para Mujeres. Se puede hacer vía Skype, a distancia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend