La diferencia entre Mindfulness y Meditación explicada de manera sencilla, clara y breve.

Mindfulness (Atención plena) es un estado mental, emocional y físico.

Meditación es una práctica para cultivar el estado de Mindfulness; es una técnica y una práctica. Pero no es la única forma de cultivarlo.

Mindfulness es un estado virtuoso, hábil y ético en el que somos conscientes (nos damos cuenta) de lo que nos pasa en el cuerpo y en la mente en el momento en que están sucediendo tanto los estímulos como las reacciones a esos estímulos, afuera de nosotres y adentro de nosotres.

La ética

Mindfulness un estado ético porque implica «hacernos cargo» de «eso que nos pasa» para que no nos hagamos daño a nosotres mismes ni a los demás seres sintientes. En el budismo solemos decirle Atención Correcta o Atención Plena Correcta, para señalar la diferencia con otros tipos de atención que no tienen como base la práctica de una ética.

Explicado de forma rústica sería lo siguiente. Un francotirador, por ejemplo, utiliza la atención plena para asesinar a alguien con un tiro certero, pero asesinar a alguien implica dañar entonces no es una acción ética y por lo tanto no es Atención Plena Correcta.

La palabra de las enseñanzas del Buda que ha sido traducida como Mindfulness en Occidente es «Sati». Es una palabra en Pali. Si te interesa estudiar con profundidad el origen de Mindfulness puedes estudiar el sutra Satipaṭṭhāna. El mejor análisis que he leído sobre este sutra es el del monje budista y académico Bhikkhu Analayo y lo consigues en inglés y en español.

Ejemplo sobre qué es mindfulness

Cuando alguien nos da una mala noticia y nos enojamos es muy probable que sintamos rabia (evento emocional), que se nos tense el cuerpo (evento físico) y que en la mente surjan pensamientos negativos, catastrofistas y rumiativos (eventos mentales).

Si eres una persona que ha estado entrenándose y cultivando Mindfulness tendrás herramientas de todo tipo para que eso que te está pasando no te conduzca de forma inmediata y automática a acciones torpes.

En otras palabras, notarás que tienes rabia y todo lo que eso produce en el cuerpo y en la mente, pero podrás «ir más lento», «darte espacio/tiempo para tomar consciencia de la situación».

Es ese «espacio/tiempo que te das» lo que justamente te permite saber «qué hacer» con todo lo que te pasa. Ese «qué hacer» está orientado a «realizar» y a permitir que («te») pasen acciones virtuosas (digámosles «positivas»). No es fácil explicarlo con palabras, porque tiene más que ver con el «ser» que con el «hacer» o el «no hacer» (por eso la acumulación de palabras entrecomilladas).

Cuando digo «acciones» me refiero a todo: pensamientos, sensaciones físicas, emociones, sentimientos, comportamientos. La pregunta es:

¿Qué puedo hacer con toda esta situación, con lo que estoy sintiendo y pensando ahora, para no generar más daño, ni a mí misme ni a los demás?

Por esta razón Mindfulness es un estado ético e intencional, que requiere tanto de la parte emocional como de la parte reflexiva (mental, psicológica) de las personas. Y se puede aprender a entrar en ese estado de forma voluntaria.

Todas las personas ya han tenido experiencias con Mindfulness, pero suelen ser automáticas, espontáneas.

Ejemplo: cuando ves un amanecer hermoso y te sientes totalmente presente, satisfeche, «arropade» por el asombro, la admiración y la calidez de este fenómeno de la Naturaleza.

La meditación

La meditación es una técnica ancestral y es una práctica contemplativa. Hay diferentes tipos de meditación, no sólo una.

Se han desarrollado técnicas meditativas distintas durante la historia humana que buscan desarrollar aspectos diferentes de la mente y de su conexión con las emociones y las sensaciones físicas.

Algunas medtaciones buscan practicar el cómo «prestar atención a una sola cosa a la vez» (calmar la mente) y otras buscan ampliar la consciencia a estados más elevados y desarrollar emociones más refinadas, sutiles, sublimes. Los budistas al primer tipo le llamamos Samatha y a las segundas, Vipassana.

Estas aplicaciones te pueden ayudar a aprender y practicar la meditación.

Mindfulness, al ser un estado de la mente/cuerpo, se puede cultivar a través de muchas prácticas diferentes.

La meditación es la que yo he elegido practicar y enseñar. Pero también podrías cultivar la atención plena haciendo yoga, tai chi, chi kung, corriendo, caminando, pintando mandalas y hasta bañándote.

La teoría y la práctica

Es habitual que todas estas cuestiones te queden mucho más claras cuando directamente te pones a practicar, en vez de leer sobre las prácticas contemplativas y los estados de la mente entrenada.

Las prácticas contemplativas van cambiando con el curso de la historia. Se van adaptando a cada época, a cada necesidad y a quienes las practican. El cómo se entiende la diferencia entre Mindfulness y Meditación también ha ido cambiando con el tiempo. A veces han sido entendidos como procesos diferentes y algunas veces como similares, sin ser del todo sinónimos.

Además tenemos el obstáculo de las traducciones de los antiguos textos budistas. El idioma original suelen ser Pali o Sáncrito y a menudo en otros idiomas no tienen una palabra correspondiente que de verdad signifique lo mismo que la original.

La diferencia entre Mindfulness y Meditación

Sí, está bien saberla y es útil para la práctica, pero no hay que obsesionarse con los conceptos y la parte teórica. Lo más potente es y será siempre experimentar por ti misma, con tu cuerpo, tu mente y tu corazón. La práctica es lo más importante, la tuya.

Aunque podríamos complejizar la práctica de mil formas, es mejor empezar por la más simple y poderosa que hay: prestar atención a las sensaciones del cuerpo y el flujo de tu propia respiración.

Espero haber explicado de manera sencilla la diferencia entre Mindfulness y Meditación, como yo la veo claro. Como bien dice Sharon Salzberg, la meditación es el nuevo dispositivo móvil; se puede usar en cualquier lugar y en cualquier momento. Si te gustó este post compártelo en redes sociales. Si aún tienes dudas, deja un comentario y te responderé personalmente.

Próximos retiros para mujeres

Retiro Urbano «20 flores» de Mindfulness, Meditación y Yoga, 21 marzo 2020 de 10 a 16 horas en Vallcarca, Barcelona. Dirigido por Nadir Chacín y Silvia Consolini.

Retiro para mujeres «Vivir con Atención Plena» (VAP), 8-11 de abril 2020, Tepoztlán, México. Inscripciones abiertas. Oferta 20% de desc., válida hasta 28 de febrero. Dirigido por Nadir Chacín.

Retiro para mujeres «Vivir con Atención Plena» (VAP), 30 mayo- 1 junio de 2020, Collbató, Barcelona. Quedan 5 plazas. Dirigido por Nadir Chacín.

la ansiedad en las relaciones

Nadir Chacín

Fundadora de mindfulnessparamujeres.com. Lleva más de 10 años dinamizando y facilitando experiencias grupales de Desarrollo Humano para la construcción de una ciudadanía consciente, ética y responsable.

El miedo es la reacción natural al acercarse a la verdad.

Pema Chödrön

Por si quieres investigar más te sugiero:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.